SOY WARHOLIANA

Lo reconozco me gusta Warhol y sí, me encantan las efemérides así que tengo la excusa perfecta para escribir este post y que, además, sea actualidad.

El 22 de febrero se presentó en el Instituto de Santa Fé (Granda) Warholiana, una exposición  de homenaje a Andy Warhol en el XXX aniversario de su muerte, que invita a analizar su herencia y la incuestionable influencia que tuvo en el arte contemporáneo y en tantos otros terrenos del mundo que dejó atrás.

Cuando Andy Warhol murió inesperadamente en el New York Hospital a las 6:32 de la mañana del 22 de febrero de 1987 no solo se conmocionó el mundo del arte, sino que casi todos los informativos del planeta abrieron sus ediciones de la mañana con la noticia de su muerte, porque Warhol ya era una estrella global y, desde ese momento, un verdadero personaje de leyenda.

Como es de rigor en el caso de Warhol, esta exposición no solo se nutre de algunas de sus obras –desde un ejemplar de su Index de 1967, ejemplo de perfecto libro de artista pop, hasta ediciones de sus Marilyns y de sus Flowers– sino que también muestra ejemplos de la influencia warholiana en muchos artistas de diversas generaciones y nacionalidades, bien sea como herederos de sus presupuestos formales o de su particular forma de entender el arte y el mundo.

WARHOL
ROBERTA MARRERO. WARHOL, 2008.

Pero para ser una muestra genuinamente warholiana debe acoger también un muestrario de soportes, en el reino de las artes decorativas, sobre los que las imágenes de Warhol toman otra dimensión, puesto que su utilización como motivo decorativo de múltiples objetos y, por ello, su multiplicación y difusión en todos los órdenes y por todos los rincones del planeta no hace sino confirmar el poder de seducción que ejercen sus presupuestos estéticos y avalar su ambición de llegar con su filosofía allá donde la filosofía del arte y su práctica no habían llegado nunca antes: a las latas de sopa que él había convertido en iconos y a los mercados de baratijas que son la antesala de los hogares más humildes, aquellos que nunca podrían comprar una obra de Andy Warhol por los precios estratosféricos que se pagan por ellas, pero sí pueden disfrutar del universo warholiano porque tienen tazas, salvamanteles u otros objetos domésticos formando parte de su vida cotidiana.

MANOLO CUERVO. Sin título, 2016. Acrílico sobre papel.

Formando parte de la exposición se exhibirá una selección de películas firmadas por Andy Warhol: 4 silent moovies, The Chelsea Girls, My Hustler, y The Nude Restaurant, entre ellas.

Después de leer este post, la pregunta es obligada: ¿eres warholiano?

JAIME GOROSPE. Fangoria 1993. Fotografía sobre papel.

Arte y Fotografía

“WARHOLIANA. Una exposición de homenaje en el XXX aniversario de la muerte de Andy Warhol”
Hasta el 21 de abril, 2017.
Lugar: Instituto de América de Santa Fe (Granada)
Horario: de martes a domingo, de 17 a 21 horas. Festivos, lunes y domingos tarde cerrado

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT