Libre y salvaje, la vuelta al mundo a pie

Ignacio Dean es el primer español que ha dado la vuelta al mundo andando y quinto en el pódium mundial. Ha recorrido más de 33.000 kilómetros durante tres años, usado 12 pares de zapatillas, visitado 31 países, 4 continentes y todo, a pie en solitario.

Una vez concluida su aventura, Dean relata en su libro “Libre y salvaje”  Zenith Editorial la gran hazaña de la vuelta al mundo caminando.

Esta historia nace de un sueño, no hay un motivo concreto para empezar a caminar, por qué no. Una vez tomada la decisión, empieza con unos preparativos que le llevan a elegir, entre otras cosas, la fecha de salida: el 21 de marzo de 2013, casualmente, el número 21 le acompañará a lo largo de sus diferentes etapas en el viaje.

En el libro encontraremos cantidad de anécdotas e historias humanas que nos engancharán a su lectura desde la primera página como su primer encuentro fronterizo en Croacia que, curiosamente, pasará a formar parte de la UE a las tres semanas del paso de Dean.

Abandonada Europa, la prueba de fuego será Asia, el dragón, donde el paso por el continente se convertirá en uno de los más duros. La India es el país que más le ha costado cruzar a pie por las condiciones ambientales, higiénicas y de salubridad que hay. Satisfacer necesidades básicas como dormir, comer o beber se convierte en una verdadera odisea cada día.

Durante su paso por Australia, uno de los días que carga la batería del móvil recibe  como una bofetada la triste noticia del suicidio de la novia de un amigo.  Aprender a canalizar las noticias que le llegaban desde España a tantos kilómetros de distancia no es fácil porque llega a pasar semanas en soledad, convivir contigo mismo en un viaje tan difícil te exige estar concentrado en el camino y superar uno de las cosas más difíciles, estar tanto tiempo lejos de la familia.

¿Por qué le acompaña un carro? 

Hay zonas del mundo que son muy áridas y le  llevarán  a atravesar desiertos, como en Australia o el desierto de Atacama en Chile, lugares que demandan peso en comida y agua para sobrevivir en autosuficiencia. Ese peso es imposible aguantarlo en una mochila, por esta razón Jimmy Águila Libre, así se llama el carro, le acompaña a lo largo de esta hazaña con tienda de campaña, saco de dormir, botiquín, un cuchillo, una linterna y sus diarios.

Si hablamos del tiempo, tardó lo mismo en recorrer América que los tres continentes anteriores: Europa, Asia y Oceanía. Compartir el mismo idioma con países americanos hizo que Ignacio se fuera deteniendo en lugares y entablando conversaciones y amistades con las gentes del lugar  que durante los meses anteriores no hizo.

Y como toda historia tiene un final ésta no iba a ser menos, todos los viajeros sabemos que  la parte más difícil de un viaje es volver a casa. Retornar y sumergirnos en el día a día, sin embargo, es curioso que, al igual que su autor, tengo una cuenta pendiente con Extremadura.  Llega a España desde Lisboa, esta hazaña hace que descubra Badajoz y le sorprende, gratamente, lo bonita que es esta ciudad. Parece mentira que habiéndola tenido tan cerca no hubiera venido nunca y haya tenido que dar  la vuelta al mundo para conocerla.

La humanidad es el mayor tesoro de su viaje,  en todos los países por los que ha dejado huella, independientemente, de su cultura, su religión o su idioma ha podido entenderse sin problemas.

El crisol de la especia humana que nos recuerda que estamos vivos y que la vida es un regalo para exprimir sea como sea, a pie por ejemplo.

Ficha del Libro

LIBRO

Título: Libre y Salvaje. La gran aventura de la vuelta al mundo a pie.
Autor: Ignacio Dean.
Editorial: Zenith.
Precio: 17€

FOTOGRAFÍAS

Las imágenes usadas en este artículo son tomadas de la cuenta en Facebook:   Wide Walk / Vuelta al mundo a pie

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT