La verdadera historia de Sissi o María Antonieta

La última vez que leímos un libro de Cristina Morató nos sumergimos en la vida de las divas del siglo pasado como María Callas o Coco Chanel, era el caso de Divas rebeldes (Plaza & Janés). En esta ocasión opta por adentrarse en las trayectorias de seis soberanas féminas. Las páginas de Reinas malditas (Plaza & Janés) nos descubren el lado más humano de Sissi o María Antonieta.

Decía un proverbio antiguo que los príncipes y princesas son simplemente esclavos de su posición; y que no deben seguir las inclinaciones de su propio corazón. Las reinas de los libros de historia no pueden confundirse con las de los cuentos de hadas, a las protagonistas de este libro les acompaña la locura, la soledad y la depresión. No solo eso, hasta la indiferencia al ser consideradas, como es el caso de Eugenia de Montijo, extranjeras en la corte. Curiosa paradoja para la que pudiera ser considerada la pionera del feminismo, moderna, adelantada a su época. Culta.

Cuenta su autora que la intención de este trabajo es desmitificar, de alguna manera, la idílica vida de reinas y princesas que todos pensamos que tienen o tuvieron. “Tenemos una imagen muy idealizada, sobre todo a través de las novelas y películas que se han hecho de estos personajes”. Es fácil recordar a Greta Garbo dando vida en la gran pantalla a Cristina de Suecia en la famosa película del director Rouben Mamoulian, aunque su seductora imagen distaba mucho de la realidad. La reina sueca tenía un aspecto desaliñado, vestía como un hombre y era poco aseada. Pues eso, cine y mitos.

Épocas pasadas, momento en el que las reinas estaban destinadas a ser reinas reproductoras, cuyo único fin era dar un heredero al trono y convertirse en mujeres florero. Pero las reinas malditas no son cosa de otro siglo, “la historia de la princesa japonesa Masako podría entrar en mi libro”. Aún con el paso del tiempo, Cristina Morató piensa que, en el caso de España, en comparación con otras casas reales el papel de la reina Sofía era institucionalmente limitado. Los cambios, como todo, llegarán con el tiempo.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT